Un proyecto es una acción temporal que se pone en marcha para crear un producto, un servicio, o un resultado único. La dirección de proyectos es la aplicación de las técnicas, conocimientos y herramientas que permitan cubrir las necesidades del cliente a través de un proyecto. Se trata de guiar el proyecto, para poder conseguir los objetivos fijados, seguir el presupuesto, realizar un seguimiento de cada tarea, para, asegurando la calidad, llegar a tiempo en la entrega. Con las diferentes metodologías existentes, lo que se trata de conseguir además, será lograr optimizar la asignación de los recursos.